Portada del libro Martín Alonso Pinzón, un olvido injusto
AÑADIR A LA CESTA CON UN 5% DE DESCUENTO
POR 24,65 euros 25,95


PVP: 25,95 €
ISBN: 978-84-18952-60-9
Páginas: 520
Tamaño: 15 x 24 cm
Encuadernación: rústica con solapas
Publicación: 18/02/2022
Edición ilustrada

Colección: Historia
Temáticas:
historia españa biografía
IBIC: JFCX; HBTB

Martín Alonso Pinzón, un olvido injusto

 

Sin la intervención de Martín Alonso Pinzón hubiese sido difícil que la empresa descubridora hubiese zarpado y descubierto tierra en 1492.

Hasta que Martín Alonso Pinzón no regresa de Roma, de un viaje comercial, la expedición al Nuevo Mundo, no toma cuerpo. Martín Alonso, no sólo sufraga una parte importante del viaje, también proporciona las mejores naves y convence a los pilotos y a la marinería más expertos para embarcar en una aventura tan incierta. Gracias a su gran experiencia náutica, Martín navegó siempre en vanguardia, reparó averías, conjuró motines, y desde su carabela Pinta, Juan Rodríguez Bermejo, gritó la palabra que cambiaría el curso de la Historia: «¡Tierra!».

La relación entre Colon y Pinzón fue buena hasta la llegada al nuevo continente, pero convertido ya Colón en Almirante, cambiará de forma radical.

En la anochecida del 21 de noviembre en un acaecimiento normal de la navegación a vela y al haber ordenado Colón el regreso a Cuba, Martín Alonso no vio las señales y se separó de la flotilla, llegando el primero a Babeque y a la Española. En el diario de Colón extractado por las Casas, quedó constancia de unas severas acusaciones contra Pinzón por aquella separación, pero según testimonios de los pleitos colombinos, tales imputaciones podrían no tener fundamento. La enemistad entre ambos se mantendría hasta el final del viaje.

Martín fue el primero en llegar a la península, pero su fallecimiento a los pocos días lo hizo desaparecer de las recompensas y la notoriedad de la epopeya marítima más portentosa de todos los tiempos, en la que junto a él, un buen número de personajes fueron injustamente olvidados: Deza, Juan Pérez y Antonio de Marchena, sus hermanos Francisco y sobre todo Vicente, Juan de la Cosa y los palermos, los mejores nautas de la época, sin cuya intervención, hubiera sido difícil preparar la expedición.

Después de más de cinco siglos, es hora de devolverle el honor y la honra al navegante de Palos, sin cuyo concurso, Colón jamás hubiera llegado a América en octubre de 1492.

Juan Ángel López Díaz
Juan Ángel López Díaz, 1954. Coronel de Infantería de Marina en la reserva, Diplomado de Estado Mayor, de Estados Mayores Conjuntos y Nato Defence College (NADEFCOL) en Roma. Ha mandado unidades en todos los empleos y ha estado como observador de las NNUU en la Guerra de Bosnia (1993-94). También y entre muchos destinos ha sido Agregado de Defensa en Sudafrica, y acreditado en Angola, Mozambique, Namibia y Lesotho. En sus primeros empleos estudió el idioma Ruso y visitó la URSS en varias ocasiones, para detectar la evolución del país en los años de la Guerra Fría. Su gran afición por la Historia y después de años de estudios en la Biblioteca Nacional le ha llevado a escribir este ensayo.

Del mismo autor

Otros títulos relacionados


La editorial
 
Comunicación
 
Redes sociales
Distribución
 
Envío de originales
 
Tienda
Nuestros sellos editoriales

La tienda de libros
Parque Logístico de Córdoba
Ctra. Palma del Río, km 4
C/8, Nave L2, módulos 6-7, buzón 3
14005 - Córdoba
(+34) 957 467 081
FAX: (+34) 957 227 819